Techvalue presenta “Solución Cliente” para aplicaciones móviles inalámbricas industriales

Ideal para las aplicaciones móviles inalámbricas industriales, la solución cliente AWK-1137C de Moxa, que está comercializando Techvalue en el mercado chileno, soporta conexiones WLAN para dispositivos seriales y Ethernet. Cumple con los estándares industriales y las aprobaciones vinculadas con la temperatura de funcionamiento, el voltaje de entrada de alimentación, la sobretensión, ESD y vibración, entre otras características.

 

 

Adicionalmente, este equipo puede operar en las bandas de 2.4 ó 5 GHz y es compatible con las implementaciones 802.11a/b/g existentes, lo cual hace posible a una organización probar las inversiones inalámbricas que realice a futuro.

“Esta solución está diseñada para su integración en equipos industriales y máquinas. De tamaño reducido, con opciones de montaje flexible y múltiples interfaces de conexión, el AWK-1137C cuenta con un diseño orientado a la movilidad, lo que asegura una conectividad inalámbrica perfecta. Además, es compatible con Aeromag de Moxa, una tecnología de despliegue de red inalámbrica rápida y sencilla”, afirma Roberto Hernández, Gerente de Ventas del área de Comunicaciones de Techvalue.

Asimismo, y para garantizar una conectividad inalámbrica en equipos móviles, este dispositivo admite la tecnología Turbo Roaming de Moxa, que proporciona un tiempo de transferencia rápida de tan solo 150 milisegundos. Otra de sus peculiaridades corresponde a un amplio rango de entrada de potencia de 9 a 30 VDC, lo que posibilita un suministro de energía estable a partir de una batería de a bordo y un diseño anti-vibración, lo que proporciona un funcionamiento fiable cuando se integra en equipos móviles y máquinas.

“El AWK-1137C proporciona una cobertura inalámbrica más amplia y una velocidad de datos de hasta 300 Mbps para la transmisión de video. Su diseño de grado industrial, con doble aislamiento, protege las entradas de alimentación y los puertos de antena contra la interferencia electromagnética (EMI), y su rango de temperatura de operación de -40 a 75°C garantiza una alta confiabilidad y disponibilidad en entornos severos o exigentes”, asevera el ejecutivo de Techvalue.